martes, 31 de marzo de 2009

Quiero mi tiempo!!!


Como cuesta estar a veces aquí, uno de esos días que tan poco gustan, en el que no sabes si estás o no, sin demasiados planes a la vista, ni ilusiones importantes que llenen de impaciencia las horas...
Son momentos en la vida de las personas, que tras épocas de intensas experiencias, días de ilusión permanente, color y magia... llega el tedio de la rutina, días en tonalidad grisácea y la mínima ilusión de vislumbrar, más o menos cercano, el fin de semana que pasa como un suspiro que no da respiro...

Ganas de hacer cosas hay, tiempo, poco, así que se van aplazando...ese regalo esperando ser entregado, un café pendiente para contar las cosas que nos han pasado tan importantes y tan poco compartidas... esa escapada para reencontrarnos con nuestro pasado y nuestro presente, esos planes de pasar más tiempo con la familia, de ordenar ese armario que grita desesperado por un poco más de espacio, tiempo para redecorar, organizar, limpiar, comprar...etc, etc...que se va posponiendo mes a mes...
Tantas cosas por hacer y esta maldita rutina llena de trabajo, cansancio, gripes, obligaciones y compromisos ineludibles que no nos permite disfrutar de nuestro tiempo como quisiéramos...

Esto de volver al transcurrir de los días después de Roma, se hace más cuesta arriba de lo que cabía esperar...

Voglio tornare a Roma e mangiare la pizza davanti al Colosseo!

miércoles, 25 de marzo de 2009

Arrivederchi Roma

Y se acabó el sueño romano...fueron unos días tremendamente intensos, tanto por la cantidad de cosas que he podido ver, como degustar, como sentir... Mi conclusión es que me he enamorado de Roma, aunque creo que eso ya lo sabía antes de estar allí, y no me decepcionó en absoluto...
No sabría ni por donde empezar a describir la ciudad, creo que sobra el explicar la grandiosidad del colosseo, la magia de la Piazza de Trevi, la paz entre el bullicio de la Piazza de Spagna, la majestuosidad del foro, las ruinas, el arte y la contradicción de sentimientos al entrar en San Pietro o el Musei Vaticani...
Más allá del turismo, del encandilarte por sentir como era la vida romana, más allá de tópicos de los italianos, de saborear esas pizzas tan sabrosas y únicas, más allá del idioma tan "divertente", Roma es un lugar lleno de colores y matices, una ciudad familiar, multicultural, caótica al mismo tiempo que tranquila...un clima suave y acogedor, al menos en el mes de Marzo, un olor propio y un sabor de boca que invita a repetir.
He saboreado un helado artesano sentada en la escalinata de Piazza de Spagna, he comido pizza sentada en una columna de 2000 años de antigüedad, perdida en medio de un parque tostandome al sol y observando el coliseo como fondo de postal. He caminado perdida entre callejuelas, descubriendo sin querer que me encuentro delante del panteon, he disfrutado viendo verdaderas obras de arte a pie de calle en la piazza Navona. He regateado en el mercado de Trastevere observando verdaderas antigüedades rescatadas de viejos caserones al lado de un puesto de tecnología china...
Me dejé invadir por la vida cotidiana de Roma, saliendo de clichés, observando y escuchando a la gente de allí, a los de toda la vida...y me ha encandilado la tranquilidad y paz que se respira en una ciudad con un caos tan impresionante. Ciudad contradictoria como yo...
Mi moneda voló tras de mí para caer a las aguas de Trevi, deseando poder volver a ver y escuchar la fontana...y por si no era sufiente, tras media hora sentada frente a ella, deleitandome en cada detalle de sus esculturas, decidí tirar otra moneda, esta vez de frente, por si acaso...mejor cerciorarse...quiero volver.

martes, 10 de marzo de 2009

Roma


Bueno, bueno...se acercan las tan ansiadas vacaciones, y lo bonito de estas es que me voy de viaje, uno de esos viajes que tantas veces he pretendido hacer y por diversos motivos nunca se llevó a cabo. Un viaje muy esperado, lleno de ilusiones y planes.
Me voy a Roma, 5 días para descubrir todos esos lugares mágicos de tan imponente ciudad, aunque también habrá tiempo para hacer una escapadita hasta Pompeya, cerca de Nápoles.
Estaré en la zona más alta de roma, en el monte Sacro y pienso empeparme de todo lo que me rodeará allí, de toda la historia de Roma, de su gente, su forma de vida...espero hacer miles de fotos para no olvidar ni un sólo detalle de todo lo que observen mis ojos, de traerme algún recuerdo y de comer mucha pizza!!!!
A la vuelta de Roma, parada en Barcelona para conocer la sala Razzmatazz, noche de fiesta y copas, de vivir la ciudad condal de noche y a la mañana siguiente camino a Oropesa del Mar, dos días de música, de nervios y puesta en escena de tanto trabajo previo.
Y ya, por fin, vuelta a casa, a la rutina, al trabajo...y a esperar con ansias las próximas vacaciones, próximos destinos y planes...hay que disfrutar todo lo que se pueda, y no pienso perderme ni una sola oportunidad de conocer mundo y de disfrutar de mi escaso tiempo libre!!!!
Roma, allá voy!

martes, 3 de marzo de 2009

bella citá


Tic tac, tic tac...los segundos recorriendo su camino hasta el minuto, la pantalla parpadeando incansable ante mis ojos y mis manos olvidadas de como se escribe...hay que volver a poner la máquina en funcionamiento y a veces cuesta...

Pasan muchísimas cosas ultimamente en mi vida, es un no parar, siempre algo pendiente, siampre algún plan, alguna tarea por hacer, algo de lo que disfrutar...estos últimos meses han pasado tantas cosas buenas y malas...que me he sentido más viva que nunca.

Y ahora parece que llega una época especial, con muchas cosas buenas por venir, algunos sueños que se cumplen poco a poco, viajes, música, libros...reencuentros esperados, risas amigas, reuniones familiares, abrazos, salud y buenos pensamientos.

Espero que dure mucho esta calma tan esperada y que siga este torrente de inspiración y buenos propósitos. Que no cesen las ganas de vivir, de reir y disfrutar de la vida, porque la felicidad es una opción, y yo hace mucho que estoy decidida...