jueves, 21 de abril de 2011

Lo fácil que es ser feliz


Y como dice el anuncio aquel... "No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita" o era una frase célebre de algún filósofo o escritor...ya no recuerdo, la publicidad hace estragos.
Pero sea como fuere, el caso es que es bien cierta. Quizá las cosas no van como uno espera.
Te quedas sin trabajo. Las facturas se acumulan, gastos importantes que no contabas, tropiezo tras tropiezo, pequeños problemillas van surgiendo y parece que las cosas no acaban de encajar. Te desanimas pensando que últimamente parece que todo está al revés, y cuesta ver un final de esta cuesta abajo, aunque sin perder la esperanza de volver a remontar. Y aún así, a pesar de todo, te sientes feliz.
Feliz de disfrutar de esos pequeños placeres que te llenan de vida y te recuerdan que hay cosas que nadie te puede quitar. Y que eres feliz con poco, con muy poco.
Un paseo a media tarde, un bocadillo de pan tumaca con jamón, unas risas con los amigos, un abrazo bien fuerte, ver la puesta de sol, una caricia, sentir la brisa del mar, pedalear fuerte en la bicicleta, tostarse al sol en el césped, agua fresca, un beso, escuchar esa música que te activa, ver una buena peli, soñar, endulzar el paladar con una gominola, beber un mojito con mucha hierbabuena, pintarse las uñas de los pies, cantar en la ducha, pintar un cuadro sin tener ni idea de pintura, pasear de madrugada por la ciudad desierta, programar viajes que nunca harás, imaginar vidas que no vivirás, escribir sin pensar, dormir en una cama recién hecha después de un día duro, oler su cuello, bailar como loca por toda la casa mientras limpias, contar chistes malos, planear una fiesta de cumpleaños, ver a amigos que están lejos, recibir un mail de alguien que no esperas, recordar tu infancia con un olor, hacer fotos a diestro y siniestro, comer patatillas y aceitunas con coca-cola, ver el sol entre las hojas de los árboles...
Y ser feliz. Es fácil ser feliz cuando aprendes que la vida es esto, estas pequeñas cosas que hacen que todo sea maravilloso aunque se empeñen en ponérnoslo difícil.
Me gusta ser como soy. Me gusta disfrutar de todo y de nada al mismo tiempo. Soy feliz con un simple lápiz en la mano.