jueves, 14 de julio de 2011

Una dosis

Escribir, escribir, escribir.
Ese pensamiento lleva semanas rondando en mi cabeza. Siento que necesito vaciar algo, algo que está luchando por salir y no consigo darle forma.
He abierto tantas veces el blog con la intención de publicar... he escrito tanto, y borrado otro tanto... Necesito que salga. Vomitar lo que me corroe. Dar forma en palabras a los pensamientos. Leerme para entenderme.
Quiero poder teclear sin mirar, construir frases sin pensar, sentir que mis manos no alcanzan la velocidad de mis pensamientos.
Necesito sentir esa sensación de plenitud cuando consigo sacar todo eso que llevo dentro. Una dosis de oraciones. Droga en forma de prosa.

Soy una yonki de las letras.