sábado, 26 de junio de 2010

El bien y el mal

No sé porqué, siempre me ha pasado lo mismo. Cuando las cosas van más o menos bien, o más o menos mal...no soy capaz de escribir. Sólo cuando ocurre algo muy bueno o algo muy malo, parece que la necesidad de escupir los pensamientos y sentimientos renace.
Hoy será una fecha a recordar.
Dolor.
Es una palabra que sólo en sí misma asusta. a veces dá más miedo el dolor que la propia muerte. En realidad la muerte es descanso del dolor, del sufrimiento, de la angustia, del hastío...
Que poco nos gusta hablar de la muerte y que cercana la sentimos siempre.
Hoy los pensamientos van y vienen del blanco al negro...el bien y el mal, el ying y el yang...
Blanco.
Buenos recuerdos luchando como anestésico. Insuficientes en un momento tan reciente, quizá más adelante surtan efecto.
Negro.
Ya nada importa.
Blanco.
El amor.
Negro.
Yo.
Blanco.
tú...y también negro.

Nunca pensé un final, pero nunca se me hubiera ocurrido algo más dantesco.
Luces azules escoltándome a casa. Rescatada de mí misma.

Marionetas bailando el son de una música inexistente. Luces y sombras.

el título de fin ocupando el centro de la pantalla.

The end.