miércoles, 17 de febrero de 2010

lunes, 8 de febrero de 2010

Te echaba de menos


Cuanto tiempo hacía que no pasábamos un rato tan agradable. Sentadas en aquella barra de bar, pude vernos de nuevo en aquellas tantas noches de confesiones y secretos en el Lokal. Ponernos al día de tantas y tantas cosas...
Como siempre hablar contigo me hace ver las cosas mucho más sencillas. Ver desde tu lado de observación, me hace ser más perceptiva de la realidad de mi mundo. Contar siempre con tu apoyo, me hace dar pasos más firmes.
Gracias por seguir estando a mi lado, desde que tu apareciste en mi vida, las cosas siempre han sido mucho más mágicas. Te echaba de menos.
Me he reído y divertido como hacía mucho que no me pasaba. Me han vuelto a invadir las ganas de salir, de reir, de divertirme...Cuando tú estas cerca, todo es mucho más sencillo.
Me gustó poder escucharte, a pesar de la música tan alta. Aunque no sirva de ayuda, aunque no resuelva problemas, sabes que yo estoy ahi para ti siempre que tu quieras. Tú eres mi niña, la de siempre y como siempre, los matices y situaciones cambian, pero tú sigues igual que siempre. Lo auténtico no cambia, al menos no para peor!
Te echaba de menos. Pero las dos sabemos que siempre estamos ahí, a pesar de la distancia, a pesar del tiempo...
Te echaba de menos.

lunes, 1 de febrero de 2010

Y lo intento...


Esta debe ser la vez numero 87 desde que dije "hastaluego"que intento escribir en este blog, que no sé por qué extraña razón hace mucho tiempo ya que no soy capaz de hacerlo.
Pero no quiero deshacerme de él, y aquí estoy, cabezota empedernida, agrrándome con mil manos a este pequeño espacio que tanto me ha dado.
Sé porqué lo dejé, lo tengo siempre presente, y pienso que quizá eso sea lo que me está frenando en dar rienda suelta al blog...
No sé, no quiero desprenderme de Caótica, pero hubo un tiempo en que me sentí demasiado observada a mi alrededor, sin mi escudo y mi espada para enfrentarlo. Desnuda ante el mundo, ante mi mundo. Y no me gustó. Soy muy celosa de mi vida, no me gusta contar, no me gusta enseñar muchas partes de mi ser y aquí llegué a desnudarme demasiado. Supongo que es una contradicción, tan reservada y tan exhibicionista al mismo tiempo... Escribir en un blog es precisamente abrirte al mundo...pero quizá no esperaba que fuera a un mundo tan cercano...
En fin, que no me arrepiento en absoluto de hacerlo, porque este blog me lo ha dado todo. Pero sí que procuraré no "desnudarme tanto" no estar tan presente, pero no dejarlo del todo...
Supongo que he vuelto, pero no sé todavía si para quedarme.