martes, 8 de febrero de 2011

Tic tac y vuelta a empezar


Es increíble cómo de rápido puede llegar a pasar el tiempo...
Ayer estaba sentada delante del ordenador tecleando sin mirar la pantalla y soñando con hoy, con el ahora, y resulta que ya estoy aquí y no me lo parece.

Ahora toca parar a pensar, a mover bien los hilos que decidirán como serán los días del mañana. Hay que pensarlo bien, meditarlo y tratar de no equivocarse, porque las repercusiones futuras siempre será mayores de las que esperas a priori.

Así que aquí estamos, de nuevo frente a la pantalla, tecleando y mirando de vez en cuando para no cometer faltas de ortografía (Y aún así...); recordando lo que fué y lo que creía que sería.
Es lo que es, y hay lo que hay. Como no podía ser de otra manera. Y no releo, que igual me pierdo y no me entiendo ni yo.

Tomar decisiones y actuar nunca ha sido mi fuerte, pero lo hago, tras mucho meditarlo, y hasta ahora, no me ha salido del todo mal. Así que me daré tiempo para pensar y decidir, y ya mañana se verá si ha servido de algo tanto meditar...